Menú Principal

La historia del SAMU Metropolitano

Si bien se pueden rastrear los orígenes del SAMU Metropolitano hasta fines del 1800, cuando gente sin estudios en el área de la salud trasladaba en carretas de tracción animal a personas accidentadas hasta comisarías y luego a hospitales, nuestra historia comienza oficialmente en 1998, cuando se produjo la fusión entre el Servicio de Urgencias y Ambulancias (SUA), de la Posta Central, y una unidad de rescate del área norte de la capital, perteneciente al Hospital de niños Roberto del Río.

Dicha unión significó la creación del primer grupo especializado en el manejo de pacientes extrahospitalarios de la región conformado por profesionales con preparación en emergencias y desastres.

Tiempo después, en 2005, se unió el Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente a esta iniciativa del Ministerio de Salud, quedando centralizado en el SAMU Metropolitano la regulación e intervención de todos los requerimientos de ambulancias hechos al número de emergencias 131 en la capital.

El SAMU Metropolitano, hoy

Este nuevo modelo de atención de urgencias prehospitalarias, incorpora un centro regulador que jerarquiza la demanda de las personas e instituciones y define la respuesta procurando resolver de la mejor manera de acuerdo a los recursos disponibles y además fortalece la red asistencial de los servicios de urgencia.

A nivel de personas y recursos físicos, en sus cerca de 20 años de historia, el SAMU Metropolitano ha logrado aumentar notoriamente el número de personas, bases y ambulancias disponibles para los ciudadanos, mejorando su cobertura, tiempo de respuesta y calidad de atención.

En términos de dependencia, esta organización pública se mantuvo desde su creación hasta el 1 de enero de 2017 bajo el alero del Hospital de Urgencia Asistencia Pública (HUAP), también conocido como Posta Central. A partir de esta fecha, gracias al decreto 420 del Ministerio de Salud, se creó un nuevo establecimiento de salud de alta complejidad llamado Centro Metropolitano de Atención Prehospitalaria, el nuevo SAMU Metropolitano.

Lo anterior significó la salida del SAMU Metropolitano desde el HUAP y comenzar a depender directamente del Servicio de Salud Metropolitano Central, lo que requirió iniciar a crear un aparataje administrativo, procedimientos y protocolos propios.