Menú Principal

Personal del SAMU Metropolitano

El SAMU Metropolitano tiene una estructura de personal que puede dividirse principalmente en tres bloques:

Administración

En palabras sencillas, es el grupo de personas, principalmente profesionales, encargado de todas las labores no relacionadas con la atención directa de personas con un problema de salud.

En este bloque de cerca de 60 personas están el Director, Fernando Araos Dattoli, sus subdirectores encargados de decisiones administrativas, operacionales y de gestión médica. Además componen este grupo los departamentos y unidades de Finanzas, Recursos Humanos, Adquisiciones, Comunicación, Jurídica, TIC, Relaciones Laborales, etc. Todos los anteriores tienen como función mantener las condiciones necesarias para que nuestros equipos de Regulación e Intervención puedan realizar sus funciones sin contratiempos. 

Regulación

Está compuesto por un equipo de cerca de 40 operadores telefónicos que contestan las llamadas al 131 durante las 24 horas del día, los 365 días del año. Ellos se desempeñan bajo la responsabilidad de supervisores profesionales de enfermería, obstetricia y kinesiología. En los casos complejos, en particular aquellos que presentan elementos de compromiso vital que puede poner en riesgo la vida del paciente son los médicos reguladores los encargados de tomar las decisiones, determinar qué tipo de ambulancia sale a terreno y cual establecimiento es el más adecuado para recibirlo, según su capacidad resolutiva.

El médico regulador también tiene por función coordinar los transportes de pacientes críticos entre establecimientos hospitalarios (transportes secundarios), lo que permite a los establecimientos trabajar en red y compartir recursos tanto de camas como de tecnologías.

Para el transporte de pacientes graves el SAMU tiene también la posibilidad de contar con un transporte heliportado, gracias a la valiosa colaboración de la Prefectura Aérea de Carabineros y a una red de helipuertos ubicados en los principales hospitales.

Intervención

Cuenta con una dotación cercana a las 300 personas, repartidas en nuestras 24 bases, en 17 ubicaciones geográficas diferentes. Este grupo lo conforman conductores de ambulancias y técnicos y profesionales del área de la salud, cuya función principal es estar en alerta a un llamado del Centro Regulador para salir dentro del menor tiempo posible a brindar atención prehospitalaria al lugar desde donde sean requeridos.

Este personal está capacitado y entrenado para dar cobertura a las patologías urgentes de mayor frecuencia, tales como politraumatismo, enfermedades cardiovasculares, respiratorias, metabólicas, entre otras.